jueves, 9 de octubre de 2008

Dedicado a ti Ron



Pues si esta entrada va dedicada a mi fiel amigo Ron (mi perro durante 8 años) que ayer nos dejo, bueno mejor debería decir le dejamos nosotros.


La historia es la siguiente Ron siempre ha sido un perro guardian donde los haya y en ese afan suyo por guardar hace un año intento morder a mi suegra cuando ella le ponía de comer los restos de una barbacoa a partir de ese momento le teniamos que encerrar cuando ella veía.


Pero ayer fue el detonante cuando saque una bolsa de basura y mi hermano Javi (el que sale con el en la foto), al ver que el metia la cabeza salio a cerrarla, le saco los dientes, para mas tarde (5 minutos) abrir la boca y aprovechando que mi hermano estaba agachado le intento morder la cabeza el susto fue muy grande porque le hizo una rajia detrás de la oreja y empezó a sangrar bastante.


Al contarselo a mi marido decidió que no iba a esperar una tercera victima, y lo llevó ya os imaginais a donde.


yo lo entiendo perfectamente, pero es que era su casa, su familia, y para el los demas eran extraños que le querían robar su comida.


Jamas nos sacó los dientes a ninguno de nosotros, e incluso recuerdo este verano cuando Lucía se ponia a comer gusanitos y los compartía con el, y cuando dejaba de compartirlos el lo aceptaba porque era su familia, y su familia le ha llevado al matadero, me siento asesina por todos los poros de mi piel, si ya se que habia que hacer algo, pero ha sido todo tan rápido y doloroso, no puedo parar de llorar, se ha ido mi protección, mi guardian, el que avisaba cuando alguien se acercaba a la valla, el que me hacia sentir segura cuando Juan llegaba tarde. Esta noche ha sido un suplicio oir a los demas perros ladrar y al mio no, porque los humanos que somos muy "listos"decidimos hasta cuando debe vivir.


Siempre se dice que el perro es el mejor amigo del hombre, pero dudo mucho que ellos piensen lo mismo de nosotros.











5 comentarios:

sagra dijo...

Siento muchísimo lo que os pasado, pero creo que no teniais opción...No te sientas culpable, piensa mejor que has evitado alguna desracia en el futuro, bueno muchos ánimos

Paloma dijo...

Gracias cariño, la verdad es que si que lo estamos pasando mal, como se suele decir en estos momentos el tiempo todo lo cura, pues que pase muy rápido por favor.

M.Carmen dijo...

Te entiendo perfectamente. Pero no se puede consentir tener un peligro en casa.

A veces tomamos decisiones dolorosas pero necesarias.

Nosotros hace poco tuvimos que sacrificar a mi perra, porque era mayor y tenían incontinencia urinaria. Dejaba la casa llena de gotitas de orina, y era completamente antihigiénico.

El palo fue terrible, pero es lo que hay.

Puedes obtener otro perro, que hay muchos y muy buenos.

Amparo dijo...

Hola, siento mucho lo que os ha pasado.
Ron ya era un perro mayor y a lo mejor empezaba a irsele la cabeza... ¿lo consultasteis con el veterinario?
Ha sido una decisión dura pero era necesario... si estaba perdiendo la cabeza acabaría atacando a cualquiera y eso no sólo ponía en peligro a los adultos, también a tus hijas.
Te mando todo mi apoyo.
Mi perro murió hace 2 años y fue muy duro, pasé semanas llorando cuando se me iba la vista inconscientemente hacia donde solía ponerse a pedir comida, o hacia donde venía a recibirme cuando llegaba a casa.
Ahora os da pena, pero dentro de poco lo recordaréis con cariño y ese recuerdo os alegrará malos días.

R.M dijo...

Te entiendo perfectamente.
Yo tambien tuve perro y fue muy doloroso mandar ke lo inyectaran. Estaba enfermo y un dia en el veterinario mi padre lo mando inyectar, sin darnos tiempo a pensarlo, puesto ke el veterinario le dijo ke era lo mejor. Fue muy muy muy muy doloroso. No nos despedimos siquiera y mi padre lo paso muy mal, porque el cargó con el peso de la decision, evitando asi ke nosotros tuvieramos ke participar de semejate dolor. Fue como si se hubiese muerto alguien de la familia. No se como decirte. Ahora ke falta mi madre, comprendo ke no fue ese dolor, pero si parecido en una milesima parte y en ese momento, nos parecio ke se paraba el mundo y ke nada volveria a ser igual. Y nunca lo es.
Luego, con el paso del tiempo se mitigo (cosa ke aun no ha ocurrido con el dolor por la ausencia de mi madre) y ahora quedan bellos recuerdos.

Nosotros, al menos de momento, no hemos podido volver a tener perro (yo no tengo ni pajaro). No podria soportar volver a pasar por su perdida...

Animo y veras como en unas semanas, todo se ve diferente. La ausencia continua, pero es mas llevadera si recuerdas los buenos momentos y si piensas ke en realidad tenia ke ser asi.

Besos